libro-de-visitasEn un lugar de Montmeló, de cuyo nombre jamás olvidaré, el doctor José Antonio  y Doña Ángeles disfrutaron muchos momentos de descanso.

Vivían en  Barcelona, cuando una amiga de la familia les propone trasladar sus días de veraneo a Montmeló ya que sabe de una casa a la venta, Can Manich.

En junio de 1953 compran aquella señorial casa en el centro de un terreno de unos 1300 m2. Situada a  30 km de Barcelona. El matrimonio con su hija Maria Teresa y su hijo José María comienzan a trasladarse los fines de semana.

Aquel año, el vigésimo séptimo consecutivo del mandato de Franco, coinciden en nuestro país una serie de sucesos:

España ingresa en la Unesco.

La ONU revoca las sanciones diplomáticas impuestas a España.

Comienzan a regresar los embajadores de casi todos los países del mundo.

En el cine, se estrena “Vacaciones en Roma” con Audrey Hepburn y Gregory Peck.

Hoy…  abril del año 2013, esa majestuosa casa, en la calle Cervantes 5  es propiedad de los hermanos María Teresa y José María… ¡que la disfrutan!

Escondida en una antigua maleta de una de las habitaciones,  allí donde se guardan los secretos, han aparecido, bien cuidados en una sencilla cajita… unos hermosos anteojos de nácar blanco.  Esta es una pieza más… aunque también ha aparecido, el espectacular reloj de pared antiguo que será sorteado cuando acaben las jornadas de #CanMontmeló.  La recaudación conseguida por este objeto, será donada  a Cáritas Parroquial de Montmeló

Seguiremos contando más sobre la historia y los encantos de esta casa que puede disfrutar Montmeló.

Aquí comienza el renacer de Can Manich, #CanMontmeló.

Hoy es 23 de Abril de 2013, tú estás aquí

¿Quieres dejar huella..?