¿Vas a una boda y tienes que llevar un traje de gala? Vas a ir 2 veces en la vida de gala y es la boda de tu hija, has visto el precio de los preciosos trajes y te parece caro. Es cierto que no todos los días se casa tu hija, que el traje es una obra de arte, que tu hija estará muy orgullosa de ti cuando te vea con ese traje, aún así has leído un artículo de una empresa que vende telas y agujas y has decidido seguir su consejo y te lo vas a hacer tu mismo.

Porque tu mismo te dices, “coser sabe coser todo el mundo, es solo pinchar una aguja con hilo, sacarlo y repetir la acción”.

En Mayoball no sabemos hacer trajes por eso cuando vamos de boda los trajes nos los hace un profesional,  pero asesorar a la medida como una Boutique Inmobiliaria en el trato personal, como si cada cliente fuese nuestra madre (a la que adoramos), eso sí que sabemos hacerlo. Así que te podemos contar de una manera sencilla como vender tu vivienda sin pagar honorarios a la inmobiliaria.

Empezamos!

Pon el precio de venta, asegúrate que puedes ser imparcial y no dejarte llevar por el cariño con el que hiciste aquella pared del cabezal de la cama que pintaste en recuerdo de tu viaje por el Sahara, aléjate de esos superbuenos recuerdos que has vivido en tu casa, esa divina lámpara heredada que aunque no pega con el resto de la decoración tiene un gran valor sentimental…Lo entiendo pero esas sensaciones no le dan valor a la vivienda.
Venga, pon precio y ya que no vas a utilizar los servicios de una inmobiliaria no te aproveches y les pidas gratis una valoración. Tú ya sabes, por eso no vas a utilizar una inmobiliaria.
Pregunta a tus otros compañeros particulares a que precio han vendido el suyo o lo tienen en venta.
Difícil saber si te dicen la verdad. Prueba a pedirle la escritura con precio y fecha de venta, después compara con el tuyo (imparcialmente), acabados, fecha de construcción, mejoras, existencia o no del ascensor, altura de la vivienda, terraza…
Ya tienes el precio de salida, ahora arregla la vivienda como si viniera tu suegra. Arregla la grieta, el grifo, la puerta desajustada de la cocina, el extractor del baño que hace tanto ruido. Pon la casa guapa, recoge los objetos de valor, fotos, todo recogido, limpio y que huela bien.
Ah, las fotos, necesitas unas buenas fotos para vender tu vivienda, no para revolver el estómago al que las vea ni para ayudar a que el vecino venda. Olvídate del móvil. Contrata al mejor profesional que transmite sensaciones. No retoques las fotos, que se vea realmente las dimensiones, la luz, el espacio.
Ya tienes el precio, la casa recogida, las fotos, ahora publícalo donde hayas decidido.
Ten en cuenta que puedes seguir con el Gratis, los portales inmobiliarios no te van a cobrar. A los profesionales sí que nos cobran. Aprovecha que esto también te sale gratis ¿te has preguntado por qué a ti gratis y a los profesionales les cobran? Tú eres el producto que vende el portal. Comenzarán a llamarte agencias, curiosos, vecinos que no te dirán que son vecinos.
Decide en que portales inmobiliarios, revistas de barrio, prensa especializada, redes sociales… vas a publicarlo.

¿harás folletos para dejar a los porteros, a los comercios de tu barrio, al club de tenis, al gimnasio?
Avisa a todos tus vecinos, amigos, familiares, que vendes tu vivienda y si ellos tienen amigos, familiares o conocidos que lo cuenten.
Empiezan las llamadas y los correos electrónicos. Pon el horario de llamadas que te vaya mejor para atender fuera del trabajo. Habitualmente el horario de llamadas no se respeta pero te aconsejo intentarlo. Averigua qué busca, desde cuándo, cuánto lleva buscando, si realmente puede pagar lo que pides, si el banco le ha hecho un estudio financiero o se ha imaginado que puede comprar, si tiene que vender antes de comprar, si la decisión de compra la toma solo o con alguien más, si conoce algún vecino en la finca, si es para él/ella o para quién es….
Muchas llamadas y visitas serán agencias para captar tu vivienda, recuerda que has aceptado ser el producto en venta de los portales. Te van a llegar “ofertas” sin haber visitado la vivienda. Te darás cuenta que algunas llamadas pendientes no te cogen cuando les devuelves la llamada, a otros les diste la información y no te responden, otros te dirán que han enviado tantas solicitudes que no saben de que les hablas. Confirma cada visita el mismo día y una hora antes. Hay quien concierta la visita y luego no aparece.
Prepara la agenda y cuádralo con tu trabajo, la recogida de los niños del cole, las extra-escolares, las mejores horas donde la vivienda luce más por el sol, intenta que no esté el perro en la casa, que se haya ventilado la casa después de cocinar…
Por cierto, cuidado a quien metes a tu casa. Te aconsejo que antes filtres e identifiques con sus datos personales (nombre, 2 apellidos, dni, correo electrónico, teléfono) a quien vas a invitar a entrar en tu casa. La seguridad personal tuya y de los tuyos es lo primero.

Las visitas. La impuntualidad es un tema terrible. Piensa que cuando empiecen las visitas vas a escuchar de todo, críticas a la decoración, a la distribución, al olor… Estate preparado para no enfadarte por comentarios despreciando la casa. Ten preparado los datos de la superficie, gastos de comunidad, de ibi, ite del edificio, acuerdos comunitarios, normas de convivencia en la comunidad, el plano de la vivienda, cédula, certificación energética, información de todo tipo, por ejemplo, si padece aluminosis, si se han tomado medidas reparadoras, si hay afectaciones urbanísticas, cargas sobre la finca….
Imaginemos que al cabo de x días alguien te dice que quiere comprar tu vivienda. Habitualmente es a un precio inferior al que tu le dijiste.
¿estás preparado?, ¿sabes cómo negociar dependiendo del tipo de comprador que tengas enfrente?,¿conoces tus limitaciones en cuanto a precio, tiempos, normativa?.
Sería importante que recibieras la oferta por escrito y con una señal económica para demostrar la seriedad de esta oferta mientras negociáis.
Ten claro que si no hay acuerdo, es decir si no aceptas el total de la oferta, has de devolver íntegramente esa señal.
La oferta con señal económica es el primer paso para comenzar la negociación, después suele firmarse un acuerdo privado de compraventa con clausula de arras en el que se recogen las condiciones (precio de compraventa, plazo máximo de escrituración, objetos que se incluyen en la compra, el tipo de arras…) . En tu documento de aceptación has de  demostrar que eres el propietario.
En cuanto se firma el documento de aceptación de la oferta se acaba la negociación.
Si el comprador lo ha hecho bien antes de ofertar y comprometerse contigo a comprar tu vivienda ya tendrá claro si compra con sus propios medios económicos o tiene una preaceptación hipotecaria o acepta una donación…El caso es que tenga clarísimo el procedimiento de pago.
Si tu comprador no lo ha hecho tan bien o si has aceptado una oferta condicionada a la aceptación de su hipoteca, podría ser que en ese momento comience a buscar financiación con lo cual los tiempos para escriturar serán más largos y esto previamente debería estar especificado en la oferta aceptada.
Un inciso, aunque hayas sacado la propiedad de los portales te seguirán llamado, hay quien colocó tu número de teléfono en la nevera y va llamando. Les dirás que ya lo tienes vendido, te van a preguntar a que precio y te oirás de una vez yo le hubiese pagado más (claro, a toro pasado. No te creas todo lo que te cuentan por fastidiar). También puede que no hayas retirado la propiedad de los portales porque ya no sabes ni cómo ni en cuantos lo publicaste.
Seguimos.Llegado el momento de la firma se le requiere al comprador te indique la Notaria en la que se realizará la elevación a pública de la compraventa y para ello tendrás que presentar la documentación exigida. El oficial de notaria 3 días antes debe enviarte, si se lo solicitas, el borrador del documento y confirmarte la documentación que has de presentar en el momento de la firma

Has de tener en cuenta que hay una documentación básica a entregar como recibos de suministros, cédula, ite, ibis de los últimos años, presentación escritura… y si el comprador es extranjero no comunitario o pertenece a un territorio de especial tributación o paraíso fiscal (Andorra, Chipre, Bahamas, Panamá…) o realiza doble tributación la documentación es mayor.
Te voy a ser más sincera todavía, soy una de esas personas que confía en profesionales para hacer un trabajo profesional. Voy al sastre, los pintores pintan mi casa, el dentista revisa mi dentadura, mi coche va al servicio oficial de la marca…y todo con factura.
Además de todo lo que te he comentado por si quieres hacértelo tu mismo, los profesionales hacemos muchas más acciones como colaborar entre nosotros para encontrar en las bases de datos de los otros el comprador, compartimos precios de cierre, hacemos open house donde se invitan a clientes e inversores, se realizan técnicas de home staging para despersonalizar y acondicionar la vivienda, publicamos en redes sociales, calculamos previamente los impuestos ( (plusvalía, itp), iva), enviamos recordatario del periodo de pago de impuestos……. y mucho más.